27 Día de Muertos – México

octubre 31, 2023

❤️🇲🇽De las tradiciones más chulas que tiene México es, sin dudarlo, el Día de Muertos. Es un día muy especial, es poder revivir tantos recuerdos con todos tus sentidos.

De niña, me encantaba que llegara el día de muertos porque mi abuela materna ponía la ofrenda más linda de la que tengo memoria. Si cierro los ojos, puedo recordar perfectamente sus olores, los colores, y lo que había en cada piso de su ofrenda. Mi abuela la preparaba con gran devoción y me conmovía profundamente, ya que siempre añadía algunos dulces extras que podíamos disfrutar. Nunca sentí la misma emoción por Halloween, que también se celebra en México; mi emoción más grande era visitar la ofrenda de mi abuela.

A medida que crecí y la vida me golpeó con la pérdida de mi papá, comencé a visitar el panteón en el Día de Muertos. Aunque al inicio me daba miedín, pronto me di cuenta de que ir al panteón el 1 o 2 de noviembre era de los días más alegres y chulos para visitar a nuestros muertos. Los panteones se convierten en una gran fiesta. Es hermoso ver las veladoras encendidas, el cempasúchitl con su color deslumbrante, las calaveritas de azúcar, el olor de toda la comida que llevan las familias, los sonidos que van desde los rezos hasta el mariachi; es una verdadera celebración a la vida y muerte.

Hoy nos toca honrar a nuestros muertos a la distancia, y me gusta imaginar que llegaran primero a mi hogar para después seguir el festejo en el México lindo y querido.

“Los muertos no nos han abandonado, siguen viviendo en el alma de quienes los recuerdan y los honran en el Día de Muertos.”

Juan Rulfo

Datos interesantes sobre el día de muertos en México:

💀El Día de Muertos, que se celebra los días 1 y 2 de noviembre, es una festividad mexicana que honra a los difuntos. Es una mezcla de tradiciones indígenas y católicas que ha evolucionado a lo largo de los siglos. En estos días, creemos que los espíritus de nuestros seres queridos regresan a visitarnos, y preparamos ofrendas, decoramos altares y visitamos tumbas para mantener viva su memoria.

🕯️Una parte central de la celebración son las ofrendas. Estas coloridas composiciones incluyen retratos de los difuntos, velas, calaveritas de azúcar, pan de muerto, flores de cempasúchil y objetos que solían pertenecer a los fallecidos. En cada ofrenda, se coloca una foto de la persona a la que se honra, y se cree que su espíritu disfruta de los olores y sabores de los alimentos preparados.

🤤No podemos hablar del Día de Muertos sin mencionar el pan de muerto y el chocolate caliente. Este delicioso pan, decorado con azúcar y forma de calavera, es un símbolo inconfundible de la festividad. Además, disfrutarlo con una taza de chocolate caliente es una tradición que nos reconforta y nos hace sentir cerca de nuestros seres queridos que se han ido.

Las calaveras de azúcar y los alebrijes son elementos que no pueden faltar en las celebraciones. Las coloridas calacas y las enigmáticas catrinas, como las que inmortalizó el grabador José Guadalupe Posada, se han convertido en símbolos del Día de Muertos.

🌼En 2008, el Día de Muertos fue reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Esto subraya la importancia de esta celebración en la vida de los mexicanos y su significado cultural y espiritual.

Gracias por leerme.

¡Que tengas un lindo día!  😘

👋🏽¿Listos para entrar en la conversación? Bienvenidos a la zona de comentarios, ¡el lugar donde tus pensamientos toman vida!

💬Agrega tu comentario y seamos cómplices en la creación de diálogos interesantes, hagamos de este espacio un intercambio de vivencias increíbles. 😘 👇🏽

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Don't Miss

02 De la experiencia siendo HUMANITXS

Los relatos personales celebran lo que es único en cada

01 Quiénes SOMOS

SOMOS HUMANITXS CON PASIÓN POR APRENDER, DISFRUTAR, CONECTAR Y COMPARTIR.

66 LIBRO Nacidos para correr (2009)

Christopher McDougall (Estados Unidos, 1962) «En términos de liberación de

44 Lo bonito de Noviembre 2023

TOP DE LIBROS 1.Patria – Fernando Aramburu 2. Las batallas