05 Plant Lovers…

octubre 2, 2023

El primer recuerdo que tengo en mente sobre las plantas en mi vida está relacionado con mis abuelas.

Recuerdo que mi abuela materna, al abrir la puerta de su casa, tenía unos pequeños escalones pegados a una macetera. Siempre recuerdo que había una planta que dejaba impregnado su olor en mí, ya que pasaba muy cerca de ella. Esa planta, llamada Ruda, tenía un olor muy potente, es una planta medicinal tremendamente poderosa. Mi abuela tenía todas sus plantas medicinales en esa macetera; ella fue una mujer de plantas. Pero no solo ella; también mi abuela paterna era una mujer de plantas. Su casa estaba repleta de plantas, tenía un árbol de aguacate, uno de limón y otro que daba unas guayabas espectaculares. Se decía que el pleito con mi abuelo era cuando mi abuela llegaba cada semana con una planta nueva. No sé si mi amor por las plantas lo traiga en la sangre, pero en mi memoria, están muy grababas ciertas plantas que me recuerdan a mis abuelas y me hacen suspirar.

Mi primera compra de plantas fue cuando recibí mi primer sueldo. Recuerdo que le pedí a mi mamá un pedazo de jardín para sembrar algunas plantas. Fui a un vivero y las compré. Recuerdo la felicidad que me dio plantarlas. Mi siguiente encuentro fue cuando mi humanito y yo conseguimos nuestro primer departamento. Lo primero que compramos fueron dos plantas. Sin quererlo, se ha hecho una tradición en nuestras vidas; siempre compramos primero las plantas antes que los muebles.

Poco a poco, las plantas fueron tomando protagonismo en nuestra vida. Comenzamos con unas pequeñas macetas y terminamos montando nuestros huertos urbanos. Incluso construimos una casa donde lo más importante era tener mucho espacio para las plantas.

Las plantas en mi vida significan esos momentos que necesito para calmar mi mente. Son de los pocos espacios en los que medito profundamente cuando interactúo con ellas. Me encanta hablarles, ponerles música, darles masajito jiji. Sé cuando están tristes, cuando reclaman mi presencia o cuando ya necesitan un cambio de ubicación. Amo verlas crecer, amo cuando mi humanito y yo tenemos “tarde de plantas” y nos dedicamos a darles mimos, a nutrirlas, a podarlas y ver como se ponen más bellas.

Hoy, ya no imagino mi vida sin plantas. A veces “sufro” un poco cuando hay que viajar y las dejamos sin su agüita y mimos durante varios días, pero amo volver a casa y sentir cómo nos reciben.

Así que, después de 15 años cuidando plantas, nos encantará compartir nuestras aventuras y aprendizajes con ellas aquí y en nuestras redes sociales. Si tú también quieres compartirnos tus secretitos con las plantas, te lo agradeceremos un montón, porque nos fascina aprender ellas.

¡Gracias por leernos, que tengas un día bien chulo! 😘

👋🏽¿Listos para entrar en la conversación? Bienvenidos a la zona de comentarios, ¡el lugar donde tus pensamientos toman vida!

💬Agrega tu comentario y seamos cómplices en la creación de diálogos interesantes, hagamos de este espacio un intercambio de vivencias/ideas increíbles. 😘 👇🏽

1 Comment

  1. Los pequeños escalones y las macetas, que bellos momentos, leer esto me remonto a mi niñez!
    Que bonito relato del como quieren las plantas y lo que son para ustedes!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Don't Miss

02 De la experiencia siendo HUMANITXS

Los relatos personales celebran lo que es único en cada

01 Quiénes SOMOS

SOMOS HUMANITXS CON PASIÓN POR APRENDER, DISFRUTAR, CONECTAR Y COMPARTIR.

17 The Blue Mansion – Penang

😍En el corazón de la ciudad de George Town en

73_ LIBRO El Salvaje (2016)

Guillermo Arriaga (México – 1958) Volver a leer este libro